2

DÍARIO DE VIAJE, DÍA 1 [NEW YORK]

¡Hola a todos! Esta vez os escribo desde Nueva York, ya me he quitado las UGG, estoy sentado en mi cama con el ordenador apoyado en mis piernas y si levanto la mirada de la pantalla, tengo unas vistas espectaculares, puedo ver desde la ventana de mi habitación unos enormes edificios con luces que parecen no dormir nunca. Es una sensación extraña pero agradable, ahora mismo sólo suena la música de mis cascos y el sonido que produce el teclado cuando escribo, parece que vuelve la calma porque hoy he perdido mi cartera por primera vez en mi vida y no fue muy agradable ya que soy una persona muy cuidadosa pero esta vez no ha sido así… He intentado recuperarla de mil formas pero sin suerte (de momento) Pero tranquilos, ya he cancelado todas la tarjetas y cuando vuelva a España volveré a sacar todos mis documentos, al fin y al cabo todo lo que había dentro son cosas materiales y se pueden remplazar con paciencia, trabajo y esfuerzo. Pero bueno voy a enseñaros un pequeño diario de viaje de mi primer día en esta nueva aventura  junto a B The Travel Brand para descubrir el verdadero Nueva York. He ido haciendo algunas fotos durante todo el día y así podré ilustraros mi aventura. ¡Espero que os guste!

***

El avión fueron 7 horas que pasaron rápido porque yo tengo gran facilidad para dormir en casi cualquier sitio pero también aproveché para adelantar trabajo con el ordenador mientras ponían la película de El Diario de Noa. Ya os he comentado varías veces que cuando viajo en avión me gusta pedir zumo de tomate porque me recuerda a mis primeros vuelo en avión cuando yo era muy pequeño y las azafatas me cuidaban en mis trayectos Gran Canaria – Madrid. Pues en esta ocasión me han dado esta lata que podéis ver en la foto de abajo, no era la primera vez que veía un zumo de tomate en lata pero siempre me hace gracia y por eso le hice una foto para compartirla con vosotros.

La comida en este tipo de vuelos sueles tener varias opciones, en este caso yo pedí pasta con verduras que estaba muy rica. Mucha gente no le gusta la comida de los aviones pero yo debo haber tenido suerte porque la que me ha tocado siempre suele estar bien.

Para la merienda como buen canario me había llevado un trozo de Queque de Eidetesa Linea. Es darle un bocado y recordar mi isla bonita a donde volveré pronto unos días.

Ya en tierra toca pasar los controles de Aduana y luego recoger las maletas.

Lo primero que vi al salir del aeropuerto fue esto de abajo y como me encanta hacer fotos de momentos pues saque mi teléfono apunte y disparé con mi pulgar. Venía asustado del frío pero parece que hoy nos ha recibido con un sol suave en el primer atardecer. El transfer nos recogió y después de una hora de trayecto pudimos llegar a nuestro hotel.

Mi nueva casa para estos 6 días y desde donde estoy escribiendo ahora mismo con un wifi que va más rápido que una liebre es el Hotel Riu Plaza New York Time Square. Lo que más me gusta de este Hotel es la situación, en pleno corazón de Manhattan, junto a los teatros de Broadway más reconocidos y a pocos minutos de lugares tan emblemáticos como Central Park, Rockefeller Centre, Empire State, Carnegie Hall y las lujosas tiendas de la Quinta Avenida. En la habitación nos dejaron un pequeño detalle de bienvenida. ¡Muchas Gracias!

Una vez que dejamos las maletas en la habitación me decido a bajar a la calle para alargar el día e intentar adaptarme al horario neoyorquino. Lo primero que me encuentro es una de mis perdiciones, un puesto ambulante de perritos calientes y cosas varias. (Alberto Oliveras, mi querido nutricionista, si estas leyendo este post lo siguiente puedes omitirlo y seguir bajando, bueno no, mejor no leas más jaja) la última vez que estaba en Nueva York ni me acuerdo cuantos perritos pude llegar a comerme… ¡Pues esta vez intentaré contarlos!

Bueno esta vez no compre ningún perrito porque estábamos camino buscando sitio para cenar y por el camino me encuentro con este parking entre dos edificios. ¿No os parece una pasada?

Y mas tentaciones, pasamos una calle llena de pizzas, hamburguesas y mil cosas más que gritaban ¡CÓMEME!

Finalmente entramos en Shake Shack donde pedí una hamburguesa, patatas y agua por 16 dólares. Os dejo una foto a ver si sois capaces de no darle un lametazo al móvil o la pantalla del ordenador.

Con la barriga llena y el corazón contento fuimos a Time Square. Puedes haber estado mil veces pero nunca dejará de sorprenderte, allí parece que nunca anochece porque la luz que emite todos esos carteles es impresionante.

Sombrero: New Era

Bufanda: Springfield

Abrigo: Salsa

Vaqueros: Primark

Botas: UGG de 338 Online

Si, tenían razón y hacia mucho frío así que aprovechamos para ir viendo alguna tienda mientras recuperaba el calor en el cuerpo. La primera que entré fue Forever 21 dónde la zona de chicos era enana así que lo vi rápido sin que ninguna prenda me llamara la atención.

En la siguiente tienda me llamó mucho la atención que habían montado una cafetería con mesas donde podías cargar tu móvil y descansar de tu shopping.

La siguiente tienda me llamo un oso gigante que se vea desde el otro lado de la acera.

Vendían muñecos de animalazos muy simples pero divertidos. A mi el que me gustó fue el del pollito canario.

Y también habían gorras de New Era con estos muñecos. No se si me hago mayor pero es la primera vez que los veo. ¿Alguien los conoce?

***

¡Muchas gracias por acompañarme siempre en mis aventuras! Espero que os guste este post y cualquier duda podéis dejar un comentario que os contestaré encantado lo antes posible.

También podéis seguirme en mi instagram @bowtieblue

Un abrazo,

[Fran]

Comments 2

  1. Pollito, qué bien te sienta NY. Queremos foto en blanco y negro en el Empire State con la gorra del pollito y este en color xD🐥

    1. Post
      Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*